Hablamos de Cocina
Contenidos de motor por
Viernes, 25 de julio de 2014
Clasificado en Prueba de coche

SEAT LEÓN 1.9 TDI 105 CV DPF ECOMOTIVE STYLANCE // 19.400 EUROS

MIGUEL ÁNGEL TURCI  | MADRID Actualizado Miércoles 04-06-2008, 10:56 h.

Rodar en verde

Seat León Ecomotive Stylance
Seat León Ecomotive Stylance
Seat León Ecomotive Stylance
Seat León Ecomotive Stylance
Seat León Ecomotive Stylance
Seat León Ecomotive Stylance
Seat León Ecomotive Stylance
Seat León Ecomotive Stylance
Seat León Ecomotive Stylance
Seat León Ecomotive Stylance
La moda del verde ha llegado con fuerza al mercado. Los apoyos gubernamentales para rebajar el precio de los coches más ecológicos han hecho reaccionar a los fabricantes, que utilizan el ingenio para dejar el índice de emisiones justo por debajo de la cifra con premio. Ecomotive es el apodo de Seat para identificar a sus coches más “limpios”.
Publicidad
Carroceria
Mecanica
Conclusion
Seat ha recurrido al motor TDI de 105 caballos de potencia, ha revisado la inyección a través de cambios en la centralita electrónica, la caja de cambios ha recibido ciertas modificaciones alargando el recorrido en las tres marchas más largas y además se ha buscado una medida de neumáticos que rebaje los consumos y se ha disminuido el peso total del coche en alrededor de 85 kilos. El resultado es un buen conjunto, donde apenas se hallan diferencias con la misma motorización y donde los consumos a veces dan cifras realmente increíbles. En cualquier caso el actual precio del gasóleo deja bastante frío a cualquiera que no haga por encima de 40.000 kilómetros al año.
>>
El confort de marcha es sobresaliente a pesar de la eficaz amortiguación que emplea el coche. El espacio del habitáculo para los pasajeros es muy amplio. El consumo obtenido en la prueba pone de manifiesto que el motor 1.9 TDI apenas gasta gasóleo.
>>
Excesivo ruido procedente del motor dentro del habitáculo. La visibilidad deja bastante que desear, tanto por el tamaño de la luneta trasera como por el de los retrovisores exteriores.
>>

Motor

SituaciónDelantero transversal
Nº CilindrosCuatro cilindros en línea
Cilindrada (c.c.)1.896
Diámetro x carrera (mm.)92 x 91
Bloque/CulataFundición / aleación
Nº de válvulas por cilindroDos
DistribuciónUn árbol de levas en culata
AlimentaciónInyección directa, Turbo e Intercooler
Tipo de combustibleGasóleo
Refigeración/CompresiónLíquida / 19:1
Potencia (CV/rpm.)105 / 4.000
Par máximo (Nm/rpm.)250 / 1.900

Transmisión

TipoDelantera
CambioManual de cinco marchas
Relaciones de cambio
Km/h en 1ª a 1.000 rpm.9
Km/h en 2ª a 1.000 rpm.16,5
Km/h en 3ª a 1.000 rpm.27,3
Km/h en 4ª a 1.000 rpm.40,4
Km/h en 5ª a 1.000 rpm.54,6

Bastidor

Suspensión delanteraIndependiente tipo McPherson
EstabilizadoraNo
Suspensión traseraIndependiente. Paralelogramo deformable
Frenos
DelanterosDiscos ventilados (288 mm)
TraserosDiscos (255 mm)
AyudasABS, ESP
DirecciónDe cremallera
Diámetro de giro (m.)10,4
Número de vueltas de volante2,50
Neumáticos205/55 R 16
Llantas6,5 x 16 pulgadas

Carroceria

Nº de plazasCinco
Peso en vacío (kilos)1.325
Depósito de combustible (litros)55
Largo (mm.)4.315
Ancho (mm.)1.768
Alto (mm.)1.458
Vía delantera (mm.)1.533
Vía trasera (mm.)1.517
Distancia entre ejes2.578
Capacidad del maletero (litros)341 / 1.166

Prestaciones

Velocidad máxima (km/h.)186
Aceleración de 0 a 100 Km/h. (seg.)11
400 metros salida parada (seg.)20
1.000 metros salida parada (seg.)36
Recuperación de 80 a 120 en 4ª (seg.)10,6
Recuperación de 80 a 120 en 5ª (seg.)13,8
CONSUMOS
Urbano (litros/100 km)6
Extraurbano (litros/100 km)3,9
Mixto (litros/100 km)4,6
>>
El León es un coche con unas medidas interiores ideales con respecto a su tamaño compacto. Todas las plazas son muy aprovechables, incluso la trasera central. La altura del habitáculo es de las más amplias de su segmento, tan sólo las variaciones del Altea o el Altea XL ofrecen más, pero en el León estas cotas son más que suficientes para que adultos bastante altos se sientan muy cómodos en los asientos de atrás.

El puesto de conducción tiene todo tipo de reglajes, altura y profundidad del volante, altura del asiento, desplazamiento longitudinal… para conseguir que cualquier conductor encuentre la posición perfecta con mucha rapidez. En cambio el diseño del León no favorece la visibilidad, ni la lateral delantera ni en general la trasera, con una luneta demasiado pequeña; y los retrovisores no ayudan tampoco porque su tamaño no está lo suficientemente sobredimensionado para solucionar el problema descrito anteriormente.

El maletero es correcto, tiene unas formas muy regulares, cosa que permite ubicar los bultos con mayor orden y aprovechamiento del espacio, pero el plano de carga queda bastante por debajo del cierre del portón así que los objetos pesados costará sacarlos del cofre.

Tal vez sea la insonorización del interior del León la asignatura pendiente de los ingenieros de Seat. Teniendo en cuenta que este tipo de motores diésel son de común mucho más ruidosos, deberían haber sobredimensionado las capas de aislamiento para que el rumor del motor no se sintiese tanto en el habitáculo, pero esto va en contra del rebaje de peso al que han sometido a esta versión “verde”.
>>
El motor turbodiésel de 105 caballos de potencia, un viejo conocido del grupo Volkswagen, ha sufrido ciertos retoques en la gestión de la inyección para optimizar el nivel de emisiones y de consumos. A su vez, la caja de cambios ha sido optimizada para conseguir el mismo objetivo, es decir rebajar los consumos, y para ello se han alargado los recorridos de las tres marchas más largas. Todas estas modificaciones dejan en 119 gramos por kilómetro la emisión de CO2 y los consumos en cifras por debajo de los cuatro litros a velocidades entre 110 y 120 kilómetros por hora. Asimismo, el consumo en ciudad es muy reducido teniendo en cuenta las medias en las que se rueda en los atascos de las grandes ciudades.

El Ecomotive consume seis litros a los cien en estas circunstancias, por lo que la media obtenida en esta prueba, en la que se han alternado recorridos por ciudad, por autopistas y por carreteras de montaña, ha sido de 4,7 litros cada 100 kilómetros. Una cifra sin duda atractiva a pesar de que el gasóleo sigue su imparable alza de precio y replantea la compra de este tipo de motores.
>>
Impecable en este apartado, el León se mueve con soltura en cualquier circunstancia. Muy noble, es un coche muy fácil de conducir, las ayudas electrónicas corrigen rápida y eficazmente cualquier exceso del conductor y la eficaz amortiguación no supone una merma en el confort de marcha.
>>
Desde luego plantearse la compra de un coche diésel en las fechas que corren entra dentro del mundo de los acertijos… De todos modos el ahorro fiscal que supone el Ecomotive coloca su precio entre unos márgenes que hacen menos difícil calcular cuántos kilómetros se ha de hacer al año para que la inversión valga la pena con respecto a uno de gasolina. Desde luego una vez despejada esta incógnita, estamos ante un coche con muchas cosas a favor, un aspecto moderno y llamativo, unos acabados y materiales por encima de la media de su precio y unas prestaciones muy buenas teniendo en cuenta su potencia.
>>
Comparte esta información