Hablamos de Cocina
Contenidos de motor por
Sábado, 25 de octubre de 2014
Clasificado en Prueba de coche

CHEVROLET SPARK 1.2 LT // 11.800 euros

FRANCISCO JOSÉ FERNÁNDEZ   | MADRID Actualizado Domingo 02-05-2010, 18:39 h.

Ciudadano bien dotado

Chevrolet Spark 1.2 LT
Chevrolet Spark 1.2 LT
Chevrolet Spark 1.2 LT
Chevrolet Spark 1.2 LT
Chevrolet Spark 1.2 LT
Chevrolet Spark 1.2 LT
Chevrolet Spark 1.2 LT
Chevrolet Spark 1.2 LT
Chevrolet Spark 1.2 LT
Chevrolet Spark 1.2 LT
Con un estilo original, unas buenas cualidades dinámicas para enfrentarse al tráfico ciudadano y, sobre todo, un interior perfectamente preparado para desplazar a cuatro adultos, el Chevrolet Spark vuelve a demostrar que la compra racional, adaptando las necesidades de desplazamiento al tipo de vehículo, obtiene a la larga los mejores resultados.
Publicidad
Carroceria
Mecanica
Conclusion
Si en todas las ciudades proliferaran más vehículos como este Chevrolet Spark, mejoraría sin duda el medio ambiente y la movilidad. Además, hasta que los coches eléctricos sean más baratos y sobre todo más útiles, nuestra economía sería la primera beneficiada, por los ahorros que obtendríamos tanto a la hora de la compra como del mantenimiento del vehículo.

Es cierto que todos tiramos por elevación. Queremos coches “lo más”. Lo más grande que podamos, lo más lujoso y equipados que nos ofrezcan, lo más potente que encontremos, pero también, en casi todas las ocasiones, llegamos, cuando no superamos, a lo más caro que podamos pagar. El despilfarro en este sentido puede llegar a ser sublime.

Por lo tanto, y como opción a un transporte publico tantas veces decepcionante, presumir de coche más que pequeño útil, puede ser la opción más indicada. Este es el caso del Chevrolet Spark, un coche de dimensiones recortadas que cumple con brillantez las principales exigencias que pueden hacerse a un coche ciudadano. Es recortado, 3,64 metçtros de longitud, lo que significa que es suficiente para albergar cuatro cómodas plazas e incluso como es el caso, cuatro puertas. Su precio fluctúa desde los 10.950 de la versión LS+ hasta los 11.800 euros de esta equipadísima LT. Anda lo suficiente, gracias a su motor de 81 CV. Como colofón, sus consumos son correctos, variando en una utilización convencional entre los 6,9 y los 5,3 litros a los 100 km lo que no es exagerado.
>>
Su aspecto, su habitabilidad, entendida esta como el espacio interior para cuatro ocupantes y, por encima de todo, su enorme lista de dotación de serie, le convierten en un vehículo muy completo para ciudad. Tiene el tamaño perfecto para enfrentarse a ella, pero no está desprovisto incluso de cierto refinamiento.
>>
Si el interior tiene un buen diseño, nos gustaría que detalles como el tapizado de los asientos o la tapa del depósito de combustible ofrecieran un mejor aspecto. Algunos plásticos del interior situados en la zona baja del salpicadero también estropean un poco el conjunto. A nivel mecánico los desarrollos de transmisión, tirando a largos, limitan las prestaciones.
>>

Motor

SituaciónDelantero transversal
Nº CilindrosCuatro en línea
Cilindrada (c.c.)1.206
Diámetro x carrera (mm.)69,7 x 79,0
Bloque/CulataFundición/aleación ligera
Nº de válvulas por cilindro4
DistribuciónDos árboles de levas en culata accionados por cadena
AlimentaciónInyección electrónica multipunto
Tipo de combustibleGasolina
Refigeración/CompresiónLíquida/ 9,8:1
Potencia (CV/rpm.)81/6.400
Par máximo (Nm/rpm.)111/4.800

Transmisión

TipoEn las ruedas delanteras
CambioManual de 5 marchas
Relaciones de cambio
Km/h en 1ª a 1.000 rpm.7,7
Km/h en 2ª a 1.000 rpm.14,7
Km/h en 3ª a 1.000 rpm.21,9
Km/h en 4ª a 1.000 rpm.27,7
Km/h en 5ª a 1.000 rpm.34,8

Bastidor

Suspensión delanteraIndependiente tipo McPherson
EstabilizadoraNo
Suspensión traseraEje torsional
Frenos
DelanterosDiscos ventilados
TraserosTambores
AyudasABS, Repartidor electrónico de frenada, ESP, ASR
DirecciónDe cremallera asistida
Diámetro de giro (m.)10
Número de vueltas de volante3
Neumáticos165/60 R 15
Llantas5 x 15 pulgadas

Carroceria

Nº de plazas5
Peso en vacío (kilos)1.053
Depósito de combustible (litros)35
Largo (mm.)3.640
Ancho (mm.)1.597
Alto (mm.)1.522
Vía delantera (mm.)1.410
Vía trasera (mm.)1.417
Distancia entre ejes2.375
Capacidad del maletero (litros)170

Prestaciones

Velocidad máxima (km/h.)164
Aceleración de 0 a 100 Km/h. (seg.)12,1
400 metros salida parada (seg.)18,8
1.000 metros salida parada (seg.)36,0
Recuperación de 80 a 120 en 4ª (seg.)16,9
Recuperación de 80 a 120 en 5ª (seg.)35,0
CONSUMOS
Urbano (litros/100 km)6,9
Extraurbano (litros/100 km)5,3
Mixto (litros/100 km)6,1
>>
El Spark es estéticamente peculiar, con un frontal característico que preside su diseño y resulta quizás excesivamente prominente y generoso para el resto del “cuerpo” del vehículo. Se nota que es un coche de precio contenido por detalles como la tapa del depósito de combustible, mejorable a todas luces por su aspecto frágil y espartano, pero si analizamos todo el vehículo en este sentido aprueba con nota.

El diseño interior nos parece muy agradable. Utiliza conceptos estéticos y visuales “mecanicistas” por ejemplo para todo el cuadro de instrumentos, y en general resulta práctico y versátil. No se puede tener todo y este Spark apuesta por la capacidad interior para las personas primero, limitando la longitud de los voladizos delantero y trasero, ofreciendo al mismo tiempo unas extraordinarias plazas posteriores en detrimento de la capacidad del maletero. El acabado general consigue un aprobado alto, pero deberían mejorar el aspecto de algunos plásticos.

Destaca en el estilo la terminación de zonas y huecos en rojo, que produce una alegre impresión, aunque los espacios destinados a dejar la pequeña impedimenta deberían ser de otro material, más rugoso, para evitar que los objetos se deslicen, e incluso se salgan de sus alojamientos en las curvas. Su equipamiento está a un nivel excelente ya que cuenta con climatizador, elevalunas eléctricos a las cuatro puertas y avisador de distancia de aparcamiento como elementos de serie. En aspectos de seguridad, y por 250 euros, podemos montarle el recomendable ESP, pero de serie lleva hasta seis airbags y los imprescindibles anclajes Isofix.

Las cuatro puertas laterales establecen otro orden de comodidad en el acceso, importante en estos coches pequeños que generalmente se desenvuelven en recorridos cortos y frecuentes, con innumerables subidas y bajadas del vehículo a lo largo del día. En términos generales el confort es de primer nivel. Bien por las suspensiones y algo peor por la postura de conducción con una regulación del volante en altura prácticamente inservible y la de altura del asiento, que al variar también la inclinación limita su eficacia. Los 170 litros de maletero no ofrecen capacidad para transportar demasiado equipaje, sin embargo abatiendo el respaldo posterior podemos conseguir hasta 568 litros, suficiente para realizar la compra de hipermercado a condición de que sólo utilicemos tres plazas. El nivel sonoro es elevado a poco que queramos circular con agilidad, viajemos a cruceros por encima de 100 km/h o por carreteras poco favorables. Tendremos que llevar el motor alto de vueltas y eso lógicamente estropea bastante el confort acústico.
>>
Si el aspecto del Spark es original e incluso poco convencional, por el mencionado peso del frontal en su diseño, la mecánica no se sale nada de lo habitual en este tipo de vehículos. Motor de gasolina, tracción delantera y una completa normalidad en la definición del cambio de marchas con cinco relaciones, el equipo de frenos –con tambores atrás–, y una suspensión sencilla, que por otro lado no le resta eficacia, confirman esta normalidad. El cambio tiene un buen tacto y precisión, los frenos pasan desapercibidos y las suspensiones realizan muy bien su trabajo, por lo que en este sentido la honestidad del Spark es superlativa.

Sobre el papel los 81 CV que se anuncian deberían dar más juego en carretera. Según aumente la carga, o se incline la carretera en nuestra contra, deberemos hacer una utilización más intensiva del cambio de marchas. Los desarrollos largos impiden sacar más partido a los argumentos del Spark. La velocidad máxima la proporciona en cuarta relación, lo que da una idea de la frecuencia con que debemos cambiar de marcha si pretendemos mantener un crucero elevado, a pesar de los cambios de carga u orografía. Sin embargo hay que destacar que todo esto no tiene unos efectos excesivamente perjudiciales en las cifras de consumo. En prueba obtener 6,3 litros no está nada mal, pensando que el trazado es del todo opuesto al terreno más favorable para la personalidad del Spark.
>>
El comportamiento del Spark resulta más que correcto y ajustado a su personalidad. En ciudad va muy suave, y es tremendamente ágil. Las maniobras son rápidas y, a pesar de sus formas, se pueden controlar bien los límites de la carrocería en maniobras, contando con la inestimable ayuda del control de distancia de aparcamiento trasero. En carretera se muestra también muy eficaz. En curva lenta no balancea en exceso y el tren trasero hace lo que tiene que hacer, no reclamar nuestra atención en ningún momento. En general es muy predecible y progresivo.

En curva rápida muestra mucho aplomo, aunque si las condiciones del asfalto no son las óptimas puede perder en algún momento la compostura. El viento lateral, cuando existe, tampoco ayuda precisamente. Las formas laterales y el peso del Spark le convierten en un vehículo más sensible que la media a este meteoro. Los frenos no se han puesto en evidencia por ningún motivo. Aguantan bien los excesos en una bajada de un puerto, son bastante dosificables y su rendimiento es el normal, incluso cuando viajamos con cuatro adultos.

El motor ya hemos comentado que no está precisamente ayudado por el cambio de marchas. En ciudad ningún problema, incluso en segunda y tercera relación se puede circular con mucho desahogo y los 81 CV de potencia se nos muestran con bastante claridad. Sin embargo, al exigirle algo más, deberemos adelantar los cambios y utilizar siempre que podamos marchas cortas para llevar el motor a la zona alta del régimen. De todas formas esta situación no es extrema y sólo, repetimos, en situaciones poco favorables, se muestra de forma palmaria.
>>
Todo lo que afecta a la carrocería e interior de este Chevrolet Sparh merece una buena nota. Con algunas sombras, la relación con el precio final es de primer nivel, destacando sobre otros argumentos positivos el espacio interior y la dotación de serie. Su dinamismo está como hemos visto limitado por los desarrollos largos, pero en su terreno tampoco será un inconveniente.

Por menos de 12.000 euros, o incluso por bastante más, es difícil por no decir imposible encontrar un vehículo que ofrezca lo que nos da el Spark. Añadiendo 250 euros para montar el ESP dejamos un vehículo redondo, al que ninguno de sus hipotéticos rivales e incluso otros de escalones superiores, le pueden hacer sombra ni por precio ni por cantidad de equipamiento embarcado.

En definitiva, el Chevrolet Spark es un coche ciudadano al que los desplazamientos cortos y frecuentes entre el centro de las ciudades y su periferia no se le atragantan y podrá exponer sus mejores galas dinámicas en cuanto las calles se estrechan y el tráfico se complica.
>>
Comparte esta información